Tigridia philippiana I.M.Johnst.

Taltal, 2 Octubre 2005
Tigridia philippiana I.M.Johnst.

Tigridia philippiana I.M.Johnst.

Libro Rojo de Atacama
Tigridia philippiana I.M.Johnst.

Descripción de María Teresa Eyzaguirre, presidenta de la Fundación R.A.Philippi de Estudios Naturales:
La especie Tigridia philippiana Johnst. fue presentada por nuestra Fundación en una muestra fotográfica sobre el desierto florido, en la exposición de flores del año 2000. En el libro Chile, plantas en extinción de Carlos Muñoz P. aparece una fotografía de un "único ejemplar cultivado por el Sr. Alvaro Valenzuela en Viña del Mar." En la página 68 del mismo libro, hay una ficha de la especie donde dice que "crece únicamente en Aguada Grande, Paposo y Miguel Díaz en Taltal y también en Tocopilla." El Sr. Valenzuela probablemente era la única persona que la cultivaba y poseía un sólo ejemplar que es el que muestra la fotografía, de color purpúreo. El Libro Rojo de la Flora Terrestre de Chile, editado por Conaf en 1989, la considera una especie rara, de limitada distribución, escaso número y endémica de la zona de Paposo, II Región.
Tuvimos la oportunidad de viajar a ese lugar el año pasado y encontramos escasos ejemplares, de color púrpura y crema. Este año volvimos, encontramos sólo un ejemplar con flor de color crema y varios ya pasados en la zona de Paposo y también en Taltal, donde estaba descrita. Posteriormente fuimos al parque Pan de Azúcar, en la III Región, al norte de Chañaral. Los guardaparques nos dijeron haber encontrado una flor nueva, nunca antes vista en ese lugar. Después de un día de búsqueda por las quebradas tuvimos la suerte de encontrar 5 ejemplares, dos de ellos en flor, que resultó ser Tigridia philippiana, esta vez color blanco con celeste. El científico norteamericano Michael Dillon, quien hizo un listado de especies vegetales de ese parque, también la menciona.
Este descubrimiento hace más amplia la zona de distribución de la especie. Es muy difícil de encontrar por su escasez, lo pequeño de su tamaño y lo efímero de sus flores que duran alrededor de 8 horas como máximo. Es una especie muy bella que debería conocerse más y cultivarse en nuestros jardines. Estas razones nos decidieron a mostrarla en la exposición.
Cada flor dura 8 horas abierta. Como abre sucesivamente hasta 3 flores por cada escapo floral, al encontrar una planta con flores marchitas, es posible que tenga otro botón por abrir. Las que encontramos en Taltal se abrieron después de las 10:30 am por estar el día nublado y con camanchaca. Pasamos temprano por un lugar con plantas que no distinguimos por tener cerradas sus flores. Cuando volvimos al mismo lugar al mediodía, pudimos reconocerlas con sus flores ya abiertas.