Rhodophiala laeta Phil.
añañuca rosada
Sinon:Rhodolirium laetum (Phil.) Ravenna

Paposo, 1 Octubre 2005
Rhodophiala laeta Phil.

Libro Rojo de Atacama
Rhodophiala laeta Phil.

Paulina Riedemann en Vivienda y Decoración de El Mercurio (también en Flora Nativa, zona Norte, pag. 356):
Planta vivaz que crece en la II y parte norte de la III Región, en suelos areno pedregosos de la zona litoral. Es una geófita con un bulbo tunicado de tamaño mediano. Puede crecer entre 15 y 30 cm de altura. Las hojas son acintadas, de unos 30 a 40 cm de largo por 1 cm de ancho y están generalmente secas cuando la planta florece en primavera. Los escapos florales son erectos y llevan de una a tres flores, de 3 a 5 cm cada una, de un intenso color rosado con suaves venaciones más claras. El fruto es una cápsula tricoca que lleva en su interior semillas delgadas y oscuras dispuestas como pila de monedas. Madura y se abre espontáneamente a comienzos del verano, el viento las dispersa y permanecen largo tiempo esperando agua suficiente para germinar; en años secos no aparecen.

Se planta a pleno sol en suelos con buen drenaje y requiere poco riego. Se propaga por semilla en almácigo normal, sembrando a fines de agosto en una mezcla de suelo de dos partes de arena y una de compost. Las semillas deben quedar superficiales, cubiertas sólo por una delgada capa de arena, lo necesario para evitar que se corran. El almácigo se riega asperjando suavemente. Los bulbitos no se repican el primer año para que alcancen un tamaño suficiente, luego habrá que esperar tres a cuatro temporadas para que florezcan. Se puede utilizar como flor para rocallas secas o ser cultivada en macetas, donde se le pueden brindar mejores cuidados.

Cuando ha llovido en el norte la puede encontrar en las quebradas de Paposo o en el Parque Nacional Pan de Azúcar.
Hierba perenne endémica de las regiones 2,3 de Chile, de 100 a 1,000 m.
www.000webhost.com