Loasa sclareæfolia Juss.
ortiga brava
Sinon:Loasa sclareæfolia Juss. var. brachycarpa; Loasa sclareæfolia Juss. var. inermis; Loasa sclareæfolia Juss. var. nemoralis; Loasa nemoralis Phil.

Cerro Ñielol en Temuco, 17 Enero 2010 (Ramón Reyes)
Loasa sclareæfolia Juss.

Loasa sclareæfolia Juss.

Parque Nacional Fray Jorge, 9 Oct 2010 (Ricardo Martini)
Loasa sclareæfolia Juss.

Antoine L. de Jussieu en Mémoire sur le Loasa, Ann. Mus. Natl. Hist. Nat. 18-27, Paris, 1804:
Caulis magnus, apice dichotomus; folia (sclareæ) opposita magna; inferiora 6-pollicaria petiolata, basi profunde sinuata, lobis acutis, apice dentata acuta; superiora subsessilia, 3-pollicaria, sinuato-dentata; flores in dichotomiis longe pedunculati solitarii magni, petalis calicino limbo vix duplo longioribus; squamulæ apice angustiores emarginatæ, extus 3.appendiculatæ, appendicibus distinctis 2-torulosis; harum filamenta interiora basi crassiora, medio 1-dentata. In Chiloë vernacule, urtica brava. -- Car, ex sicca in herb. Dombeyi, cuy L. laciniata dicitur.
Claudio Gay en Historia Física y Política de Chile, Botánica, t. 2, p. 445:
Tallo fuerte, derecho, muy pestañoso, dividido en dicotomías más o menos abiertas y de tres pies a lo menos de altura. Las hojas son grandes, opuestas, ovalado-lanceoladas, sinuosas, un poco mucronadas, de un verde más ceniciento por bajo, las inferiores pecioladas y alcanzando el limbo, hasta 40 cm de largo, las superiores más chicas y enteramente sésiles. Las flores, solitarias en la parle superior de las ramas o en la bifurcación de los tallos, tienen 1.8 a 2.3 cm de diámetro, son de color anaranjado y están sustentadas por un pedúnculo muy pestañoso. Cáliz crateriforme, casi tan ancho como largo antes de madurar el fruto, y después alargándose en tubo, cuyo grosor va aumentando de abajo arriba, y está terminado por cinco lóbulos ovalado-acuminados, de la mitad o de dos terceras partes más cortos que los pétalos; éstos de 1.35 cm de largo y acuminados. Escamas marginadas en la parte superior, y provistas en medio del dorso de tres apéndices, dos de los cuales bien aparentes y torulosos, y en la parte interior de otros dos apéndices gruesos, unidentados, terminados por un cirro. Las semillas abortan con facilidad. Esta especie, a la cual añadimos la L. cirsiifolia Kze., se cría en los bosques de las provincias del centro y del sur de la República. Florece en octubre.
Carlos Reiche en Estudios Críticos Sobre la Flora de Chile:
Planta perenne, robusta, sembrada de pelos rígidos, urticarios. Hojas opuestas, las ínfimas pecioladas, lanceoladas o aovado-lanceoladas, agudas, acorazonadas, hasta 30 cm de largo; las siguientes sésiles, más pequeñas, pinatífidas hasta pinatopartidas, con las divisiones irregularmente aserrado-dentadas. Flores dispuestas en cimas sencillas o bifurcadas. Pedúnculos de 1-2.2 cm de largo. Tubo calicinal obcónico. Divisiónes calicinales aovadas, agudas. Pétalos anaranjados, de 1.4-1.6 cm de largo, cortamente peludos por fuera. Escamas nectaríferas con 3 apéndices filiformes y dilatados en una laminita parecida a una antera estéril. Estaminodios interiores más largos que la escama. Estambres 70-90. Cápsula obcónica, abierta en 3 valvas. Semillas 20-25, 2-3-seriadas en las placentas, irregularmente angulosas, de 3-3.5 mm de largo; endospermio abundante. Tallo 0.5 m.

Desde la provincia de Santiago y Valparaíso hasta Valdivia.
En la Cuesta El Melón alcanza 1.6 m de alto, las flores 55 mm de diámetro, los pedúnculos 10 cm y las cápsulas hasta 65 semillas. Confirme la determinación con el detalle de la escama y sus apéndices en la ilustración del trabajo de Jussieu de 1804.

Hierba bianual o perenne endémica de las regiones 3,4,5,M,6,7,8,9 de Chile, de 0 a 2,000 m.
www.000webhost.com