Maytenus boaria Molina
maitén
Sinon:Boaria chilensis Phil.; Boaria molinae DC.; Celastrus maytenus Willd.; Celastrus uncinatus Ruiz & Pav.; M. boaria Molina var. angustifolia Turcz.; M. boavia Molina; M. chilensis DC.; M. chilensis DC. var. angustifolius DC.; M. crenulatus C.Presl; M. magellanicus auct. Argent. non Hook.f.; Senacia maytenus Lam.

Maitencillo, 28 Agosto 2009
Maytenus boaria Molina

Tucapel, Agosto 1998
Maytenus boaria Molina

Claudio Gay en Historia Física y Política de Chile:
Arbol de una traza hermosa, siempre verde, que alcanza hasta cuarenta pies de altura, formando una bellísima copa con sus ramas delgadas y más o menos pendientes, las más jóvenes angulosas. Sus hojas, de 2.7 a 4 cm de largo, son alternas, coriáceas y elíptico-lanceoladas, puntiagudas en ambos ápices, aserradas en sus bordes, derechas o colgadas, de un verde claro y lustroso, a veces algo oscuras por bajo y sostenidas por pecíolos planos y cortísimos, que parecen ser la continuación del limbo. Las flores, de un blanco algo purpúreo, son pequeñas, solitarias o reunidas varias en el axila de las hojas y llevadas por pedúnculos cortos acompañados en la base de unas brácteas subredondas y cóncavas. Cáliz permanente partido en cinco divisiones casi redondas. Hay cinco pétalos trasaovados, cóncavos, el triple mayores que el cáliz y muy abiertos. Disco nectarífero, llano, amarillento y con cinco divisiones. Cinco estambres un poco más cortos que los pétalos, con los filamentos subulados, y algo más cortos que las anteras. Frutos muy numerosos, coriáceos, subredondos, comprimidos en ambos lados, lampiños y muy ligeramente carrugados, divididos en dos celdas, rara vez en tres, o en una sola por aborto. La semilla, que es solitaria en cada celda, es ovalado-oblonga, amarillenta, arrugada en su largo, comprimida y obtusa en los ángulos, y de color negro pardusco; está enteramente cubierta por un arilo que se despedaza poco a poco.

El maitén florece en agosto y setiembre, y se halla esparcido en todo Chile, aunque no muy abundante. Es un árbol de forma elegante, digno de adornar los campos, y siempre cubierto de un precioso follaje verde y graciosamente colocado; sus hojas se diferencian mucho, aun en un mismo árbol, lo que ha inducido al señor Don a creer que hay varias especies reunidas en una: la de hojas pequeñas y lineares, que se conoce en el país con el nomhre de maitén menudo, descrita por Ruiz y Pavon bajo el de Maytenus uncinatus, podría acaso conservarse no sólo por la constancia de la forma de sus hojas, sino aún por la disposición inclinada de sus débiles ramos, que le dan una cierta semejanza con el sauce llorón, empleado en Europa y en Oriente para adornar los cementerios y los sepulcros. La utilidad del maitén no es menos preciosa: su madera, blanca por fuera y rojiza por dentro, es dura y dócil, y sirve para diferentes objetos de carpinlería; sus hojas son febrífugas, anodinas, y se emplean en lavatorios para curar las erupciones cutáneas que ocasiona el litre a las personas que caen un instante bajo su influencia; sus simientes, muy abundantes, tiñen de amarillo el lienzo y el papel, y contienen bastante cantidad de aceite, que podría emplearse en las artes y para la comida.